Los Cinco

Los Cinco y el tesoro de la isla.

Los Cinco y el tesoro de la isla.

Por Óscar Parra

¡Que maravilla de libro!, el nacimiento de los cinco, el principio de una leyenda.

En este primer libro, conocemos a Julián, Dick y Ana en su casa, charlando con sus padres al inicio de las vacaciones de verano.

En principio los chicos se sorprenden al conocer que, ese año, no irán de vacaciones a Polseath, sino a la Bahía de Kirrin, junto a sus tíos Fanny y Quintín, quienes tienen una hija de la edad apróximada de Dick, llamada Jorgina.

(En la fotografía, tomada a principios del siglo XX, Polseath, el sitio en el que solían veranear Julián, Dick y Ana)

PolseathEl tío Quintín es un inteligente científico, algo malencarado, agobiado por la responsabilidad de tener que mantener su casa frente a los escasos ingresos económicos que le reporta su trabajo.

Tía Fanny es su esposa, de dulce carácter y a quien, pronto, los niños adoran.

Nos presentan también a Jorgina, la cuál parece y actúa como un chico hasta el punto que, ni siquiera contesta si le llaman por su nombre.
Solo responderá al nombre de Jorge.

Al principio de conocerse la situación es bastante tensa, Jorge ha estado siempre sola y no se acostumbra a tratar con sus primos.

Tras unos primeros encontronazos, Julián le dice que tampoco van a obligarla a ser su amiga, que haga lo que quiera.
Esto parece hacer que Jorge entre en razón, la chica les presenta a su mejor amigo, Tim, su perro al que cuida un amigo pescador dado que sus padres no quieren tener perro en casa.

Tim no es un perro de raza, sino un mestizo. Jorge gasta todo el escaso dinero del que dispone para que a Tim no le falte de nada. Los chicos se encariñan rápidamente con el perro y, aunque Jorge no quiere que le inviten a un helado porque ella no puede devolverles el favor, pero Julián insiste en que se tome un helado como agradecimiento por permitirles compartir a Tim.

Finalmente Jorge les promete llevarles a la Isla de Kirrin, una isla frente a la bahía de Kirrin, en cuyo interior hay un antiguo castillo.
Tanto la isla como el castillo pertenecen a su madre y ésta le ha prometido a Jorge regalárselo cuando sea mayor.
Con estos ingredientes, Blyton cocina un estupendo libro de aventuras en las que hay cabida para todo aquello que un chaval pueda soñar.
Los personajes están bien definidos, tal vez se acusa un poco el abismo existente entre Julián (12 años) y Ana (10 años).
Julián es fuerte, con carácter y con un comportamiento muy cercano al mundo adulto.
Jorge, también con de gran carácter, es una pequeña fiera indomable de buen corazón.
Dick, en este libro parece fluctuar entre Julián y Ana. La primera parte del libro Dick tiene una presencia meramente anecdótica, aunque en la segunda parte su participación es fundamental.
Ana está retratada como una niña que aún juega con sus muñecas, tal vez un poco exagerado para sus 10 años, pero su ternura te sustrae de todo lo demás.
Tim no es un mero acompañamiento (como si ocurre, por ejemplo en la película realizada en el año 1957 en la cuál, Tim tiene un papel ínfimo y prescindible), el perro forma parte del grupo y participa con éste en todas las situaciones que plantea el libro.
En resumen, tal vez no alcance la altura de otras aventuras de los Cinco pero el hecho de ser la primera dota a este libro de una magia especial.

Cubierta de la edición de 1965, ilustrada por Eileen A. Soper

Guardas de la misma edición de 1965, por Eileen A. Soper

Primera edición americana, publicada por Thomas Y. Cromwell en 1950,
ilustrada por Vera Neville

Primera edición en Alemania, publicada por Blüchert Verlag, Hamburgo en 1953,
ilustrada por C. Benedek con el titulo “Cinco Amigos Explorarn la Isla del Tesosro”

Primeras reimpresiones alemanas, publicadas por Blüchert Verlag, Hamburgo,
ilustrada por Nikolaus Plump

Primera edición española, publicada por Editorial Juventud en 1964,
ilustrada por José Correas

 

Comentarios

comments

Leave a Reply